Cesáreo Gabaráin

 

Posiblemente el compositor de música litúrgica en lengua española del siglo XX más cantado y conocido. El único artista de Iglesia que ha recibido un Disco de Oro. En España y toda América se canta cada Domingo. ¿Quién no conoce "Una espiga dorada por el sol", "Ven, ven, Señor", "Juntos como hermanos", o "La paz esté con vosotros"? Su "Pescador de Hombres" ha sido traducido a múltiples idiomas y es cantado con inmensa devoción por todo el mundo.

Lamentablemente murió de forma inesperada antes de cumplir 55 años, en 1991, cuando estaba en plena madurez.

Gran deportista, se le conocía como el "cura de los ciclistas", poseía el título de entrenador de baloncesto, y era amigo de grandes futbolistas. También era llamado Monseñor: Juan Pablo II le nombró Prelado Capellán de su Santidad. Fue, además de músico genial, un hombre dedicado a los demás. Como escribía D. Carmelo González Velasco, "Parroquias y colegios, niños y mayores, monjas y laicos, deportistas de élite y jóvenes marginados. A todos atendía su buen hacer sacerdotal."

Aunque comenzó a componer a partir de los 30, su repertorio roza las 500 canciones. Fue un incansable cultivador de la música religiosa al servicio de una liturgia renovada. Una de sus preocupaciones era que la melodía fuera "orejable", es decir, que se entendiera fácilmente para que todos y todas pudieran cantarla. Pero no sólo eso: sus canciones, inspiradas en los sentimientos y acciones de los más humildes y caracterizados por una sencillez que las hace universales, capturan muchos de los más profundos sentimientos del espíritu humano. Como continúa diciendo su amigo D. Carmelo: "Vivió en constante captación de situaciones de necesidades humanas, que traducía en cantos de ayuda para los momentos de oración personal o comunitaria. Todos ellos son vehículos de acercamiento al mundo trascendente, manifestaciones de alabanza a Dios y a la Virgen, expresiones del celo litúrgico-musical que le consumía."

DATOS FUNDAMENTALES DE SU VIDA

LINKS SOBRE CESÁREO GABARÁIN:

 

Discos de Cesáreo Gabaráin publicados en San Pablo

2008 © San Pablo Comunicación SSP